Tu carrito
Devoluciones gratuitas
Pídelo antes de las 10h recíbelo mañana
Qué es el CBG y en qué se diferencia del CBD

Información CBD

Qué es el CBG y en qué se diferencia del CBD

El cannabigerol (CBG) es uno de los principales cannabinoides que se encuentran en la planta de cáñamo y está acaparando cada vez más la atención de los científicos y consumidores. Vamos a comenzar explicando qué es el CBG.

¿Qué es el CBG?

Todos los cannabinoides presentes en la planta del cáñamo derivan del ácido cannabigerólico (CBGA), que es la forma ácida del CBG. A medida que la planta madura, las enzimas de la planta convierten el CBGA en tres principales cannabinoides:

  • El ácido tetrahidrocannabinólico (THCA)
  • El ácido cannabidiólico (CBDA)
  • El ácido cannabicroménico (CBCA)

En este proceso el cannabigerol (CBG) es uno de los primeros cannabinoides producidos por la planta de cáñamo. Al final de esta reacción química en cadena nos encontraremos con la formación de más de 100 cannabinoides, entre ellos el CBD.

Esto significa que sin el CBGA (y por extensión el CBG) no existirían otros cannabinoides, como el CBD.

Los niveles de este cannabinoide producidos naturalmente dentro del cáñamo son mucho más bajos que los del CBD (normalmente por debajo del 1%). Pero, los estudios sobre los beneficios del CBG y su éxito comercial están haciendo que se esté trabajando en cepas con mayor porcentaje de CBG.

¿Cuáles son los efectos del CBG?

Las investigaciones sobre los efectos del CBG aún se encuentran en fases iniciales. Sin embargo, gracias a los estudios preclínicos que se han realizado hasta la fecha, sabemos que el CBG, al igual que el CBD, no es un cannabinoide tóxico y parece influir en los receptores CB1 y CB2.

Dado que estos receptores están repartidos por todo el cuerpo, los investigadores se muestran positivos sobre el efecto potencial del CBG en nuestro organismo y cada vez se están realizando estudios más detallados y exhaustivos sobre este componente.

Estudios preliminares lo relacionan con una acción analgésica y antiinflamatoria (reducen el dolor y la inflamación) y ansiolítica (opción prometedora como apoyo para tratamientos de la depresión y la ansiedad). Además, la evidencia destaca, entre otras, su capacidad para paliar las náuseas provocadas por la quimioterapia y para estimular el apetito sin causar efectos secundarios.

Sin embargo, todavía es necesario seguir investigando más al respecto. Sobre todo si queremos optimizar los tratamientos y conocer mejor en qué casos puede estar contraindicado.

¿Qué diferencias hay entre el CBG y el CBD?

Aunque ambas sustancias son cannabinoides, la principal diferencia entre ellas es que provienen de diferentes compuestos dentro de la planta del cannabis. Es decir, a pesar de que derivan ambas del CBGA, sus estructuras químicas y su concentración en la planta es distinta.

En cuanto a su estructura química, el CBGA se convierte en CBG mediante la descarboxilación (calor). Cuando exponemos el CBGA al calor, pasa de ser un compuesto crudo y ácido a convertirse en CBG. Con el CBD ocurre un proceso similar, pero en este caso deriva del compuesto CBDA.

De otro lado, ambos compuestos, CBD y CBG, carecen de efectos intoxicantes o psicotrópicos, por lo que no son peligrosos y no “colocan”. Y, aunque las investigaciones son limitadas, los posibles efectos secundarios de ambos cannabinoides parecen muy leves.

Sin embargo, si nos fijamos en su mecanismo de acción vemos algunas diferencias. Como hemos comentado, el CBG interactúa con los receptores CB1 y CB2, lo que supone una diferencia importante con respecto al CBD.

El CBD actúa influyendo en el sistema endocannabinoide en su totalidad, en lugar de unirse a receptores cannabinoides concretos. Tiene cierta afinidad con el receptor CB2, pero no en el mismo grado que el CBG.

En cambio, el CBG muestra afinidad por ambos tipos de receptores, lo que le confiere un potencial considerable. El cerebro tiene una gran cantidad de receptores CB1, mientras que la mayoría de receptores CB2 se encuentran en el sistema inmunitario.

Ya hemos explicado que el cannabigerol solo representa el 1% del peso de la planta del cáñamo, por lo que es mucho más difícil de aislar que el CBD, cuyo nivel en las plantas de cáñamo es de aproximadamente el 10%.

Aislar el CBG es difícil y costoso. Los productores necesitan conocimientos expertos y maquinaria de última generación para conseguir concentraciones que se aproximen a las de los productos de CBD tradicionales.

Por tanto, no es de extrañar que actualmente sea muy difícil encontrar productos que solo contengan CBG. Aunque, recientemente los productores de estas sustancias están empezando a optimizar los niveles de CBG en productos como el aceite de CBD para combinar las propiedades de ambos cannabinoides. Y, debido al interés creciente por parte de los consumidores, todo parece apuntar a que muy pronto empezaremos a ver más productos cuyo principio activo sea el CBG.

QUIERO PROBAR ACEITE DE CANNABIDIOL

 

Bibliografía´

 

https://www.nccih.nih.gov/health/cannabis-marijuana-and-cannabinoids-what-you-need-to-know

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29977202/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26833913/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29986533/