Su carrito
Aceite antiinflamatorio CBD: más que un ibuprofeno natural

Información CBD

Aceite antiinflamatorio CBD: más que un ibuprofeno natural

Hablamos de aceite antiinflamatorio CBD porque los estudios confirman esta capacidad del cannabidiol. Por eso, vamos a profundizar en las consecuencias que puede tener la inflamación de nuestras células y conocer la vinculación entre inflamación crónica y desarrollo de enfermedades. Para empezar baja la guardia. Conseguir que tu cuerpo no esté en 'modo alerta' constantemente es el primer paso para combatir la inflamación y no diezmar las defensas. 

Aceite antiinflamatorio CBD: estudios que lo confirman

En los últimos años se están sucediendo los estudios y ensayos clínicos relacionados con el cannabidiol, sus teóricas propiedades y sus posibles usos terapéuticos. De hecho, su uso se está disparando en EE.UU al tiempo que las normativas del aceite CBD se adaptan a sus capacidades terapéuticas. "Es prometedor en muchas vías terapéuticas diferentes porque es seguro", afirmaba recientemente James MacKillop, codirector del Centro Michael G. DeGroote de Investigación de Cannabis Medicinal de la Universidad McMaster en Hamilton.

Referente a sus propiedades antiinflamatorias, varios estudios, vinculados a patologías concretas, han concluido que se puede hablar de aceite antiinflamatorio CBD: 

1. Conclusiones sobre el poder antiinflamatorio del cannabidiol enlazado a la Pancreatitis aguda

2. Estudio sobre la reducción del dolor como consecuencia de la capacidad antiinflamatoria en casos de neuropatía

3. Ensayo clínico sobre la reducción de la inflamación intestinal mediante CBD.

4. Estudios sobre la capacidad antiinflamatoria aguda de preparados orales de CBD.

Aplicaciones de la capacidad antiinflamatoria de los cannabinoides

¿Por qué es tan importante que se confirme que el cannabidiol es antiinflamatorio? Porque su aplicación puede beneficiar a numerosos síntomas y patologías diferentes. El aceite antiinflamatorio CBD logra este efecto mediante el Sistema Endocannabinoide (SEC) que tiene nuestro cuerpo. El SEC es un sistema de comunicación intercelular con conectores y receptores repartidos por todo el organismo, hasta el punto que están presentes también en las articulaciones y masa ósea.

Potenciar la actividad de nuestro SEC implica equilibrar procesos fisiológicos entre los que se incluyen rebajar la inflamación de los tejidos blandos: células, músculos, tendones, neuronas, piel... lo que rebaja los síntomas y la sensación de dolor provocada por múltiples motivos. 

Llegados a este punto debes tener claro que el estrés y la ansiedad, especialmente si se prolongan en el tiempo, favorecen la inflamación de las células. Las células inflamadas se oxidan mucho más rápido y, por tanto, su vida se acorta. Como conclusión tatúate a fuego lo siguiente:

  • prevenir la inflamación crónica de nuestras células implica envejecer más lento y, por tanto, vivir más y mejor.

Por eso es tan importante mantenernos en nuestro estado natural. Los estados alterados, por estrés o ansiedad, causados por situaciones que nos superan, o porque sentimos dolor, por una enfermedad o una lesión, o porque no descansamos bien, pueden tener una importancia vital a medio plazo. Cada vez hay más evidencias que concluyen que la relación entre inflamación crónica y desarrollo de enfermedades es directa. Súmate al #UpaniMovement y deja que todo fluya: Slow Life.

  • Frenar el envejecimiento celular implica frenar el deterioro de articulaciones y músculos, así como mantener en mejor forma nuestra circulación y el sistema nervioso. Este círculo vicioso se nota a nivel cosmético y de salud real. ¡Tenlo presente!

Aceite antiinflamatorio CBD: hablemos de dosis

Los aceites de cbd no valen para todo, pero sí es un buen aliado en distintas situaciones que confluyen en síntomas o patologías similares. Como has comprobado, hay multitud de circunstancias que pueden causar inflamación, al igual que puedes sentir dolor crónico por múltiples patologías. Del mismo modo, puedes aplicarte unas gotitas ricas en cannabinoides en la piel, para frenar los radicales libres, y ponértelas debajo de la lengua para combatir la ansiedad, dormir mejor o luchar contra la inflamación de los tejidos blandos.

El uso de los cannabinoides es cada vez más flexible, acorde a las evidencias de sus efectos positivos, tanto a nivel cosmético como terapéutico. También es cierto que la experiencia de su aplicación para combatir síntomas o patologías concretas fijará con exactitud la dosis para cada objetivo.

Hasta entonces sigue esta regla: ¿Qué dosis de CBD es la más recomendada? Para uso cosmético aplícate gotas de menor concentración. El aceite Luna Nueva es adecuado para ello. Hablamos de aplicaciones en la piel del rostro, las zonas del cuerpo donde tengas psoriasis o dermatitis, o el cuero cabelludo, vehiculizando las gotas con el champú. 

Para una aplicación con efectos terapéuticos, donde se incluye el uso del aceite antiinflamatorio CBD, aplícate entre 3 y 5 gotitas de mayor concentración. El aceite Luna Creciente y Luna Llena te ayudan a conseguir tus objetivos.

Dolencias que pueden beneficiarse del aceite antiinflamatorio CBD

Consulta con tu médico la idoneidad de añadir cannabidiol al tratamiento convencional en cualquiera de las dolencias que impliquen inflamación de los tejidos blandos, comentados en este artículo. Los profesionales recomiendan su uso para controlar el estrés, la ansiedad y reducir el insomnio. También lo usan los deportistas para recuperarse de sesiones de alta intensidad o en caso de lesiones. ¿Un truco? Mezcla unas gotitas de aceite con tu pomada para conseguir una crema antiinflamatoria CBD. 

Pero vamos más allá. Los pacientes comunican que el aceite cbd para artritis y artrosis disminuye el dolor y la inflamación de las articulaciones. ¿Qué otras dolencias ven mitigados sus síntomas? Migrañas, Fibromialgia, Osteoporosis o Enfermedad de Crohn, entre otras.  

* Aviso: Este artículo es puramente informativo. No proporciona asesoramiento profesional, médico o legal.

QUIERO PROBARLOS

Dejar un comentario