Su carrito
CBD y Esclerosis Múltiple - Entrevista Ana Barandica

Enfermedades y CBD

CBD y Esclerosis Múltiple - Entrevista Ana Barandica

Como os hemos ido comentando, en Upani tenemos distintos “clientes” y todos ellos con sus circunstancias. Lo ponemos entre comillas porque muchos de ellos se han convertido en parte de Upani. De ellos sabemos qué les pasa, cómo se sienten, y cómo ha influido Upani en sus vidas.


La entrevista de Ana Barandica es muy especial para nosotros. A Ana no la conocíamos de nada, comenzamos a hablar con ella cuando se puso en contacto con nosotros para explicarnos que sufría Esclerosis Múltiple y que había oído hablar de los beneficios del aceite de CBD para este tipo de enfermedades.


Con el paso de los meses se convirtió en una de nuestras mejores clientas y no solo por la confianza depositada en nosotros a la hora de elegirnos para acompañarle en este camino, sino por gritar a los 4 vientos lo que le había ayudado Upani.


Y como otra muestra de generosidad por su parte, no tuvo ningún reparo en aceptar que le hiciéramos una entrevista en la que pudiera explicar de primera mano toda su historia. Esa historia que ahora también es la nuestra.


¡Allá vamos!


Ana Barandica
25 años
Esclerosis Múltiple

 

¿A qué edad te diagnosticaron Esclerosis Múltiple y por qué fuiste al médico?

Me lo diagnosticaron con 21 años. Fui al médico porque tuve lo que se conoce como un brote. Estaba de vacaciones en Cádiz en pleno verano, y hacía mucho calor, más tarde supe que muchos diagnosticados de EM tenemos hipersensibilidad al calor y probablemente fue lo que provocó ese brote. Comenzó con hormigueos en los pies, que fueron subiendo por las piernas, y un par de días más tarde ya dejé de sentir el cuerpo de pecho para abajo, podía andar pero al no sentir mi propio cuerpo se me complicaba bastante, no tenía apenas control sobre lo que hacía o no, incluyendo el ir al aseo. Así que decidí acercarme al centro médico más cercano, donde me hicieron unas pruebas locomotoras y me aconsejaron que volviera a Vitoria para que me vieran los neurólogos en el hospital. Allí ya después de realizar todas las pruebas pertinentes me informaron de cual iba a ser el diagnóstico más probable.



¿Te costó mucho asimilar tu enfermedad a nivel psicológico?

Sí, diría que aún sigo asimilándola y que nunca dejaré de hacerlo porque se trata de una enfermedad con muchos frentes abiertos. Es muy cambiante y eso hace que tengas que readaptarte constantemente, enfrentándote a situaciones distintas. 


Aún así es verdad que hice un ejercicio consciente desde el principio para asimilarla y aceptarla de la mejor manera posible. Decidí enfrentarme a la situación con una actitud proactiva y más positiva que negativa desde el inicio, aunque no siempre fui capaz, pero desde que salí del hospital supe que no quería permitir que la enfermedad tomase el control de mi vida.


Hay que decir que pude hacerlo porque mi entorno más cercano no pudo hacerlo mejor. Gracias a ellos tomé decisiones que ayudaron a mejorar mi salud física y psicológica como; acudir a una asociación, y a diferentes especialistas: psicólogos, fisioterapeutas y nutricionistas, además de hacer mucho ejercicio.



Sabemos que pasaste por episodios de ansiedad y estrés, ¿cómo conseguías deshacerte de ello?

Lo conseguía principalmente gracias al deporte, a las sesiones con una psicóloga especializada en la enfermedad, y a no convertir lo que me pasaba en un tabú. El apoyo de mi familia era muy importante, y comunicarme con ellos en relación a cómo me sentía fue crucial.



Cuando te diagnosticaron, ¿sabías lo que era?

No del todo, estaba muy desinformada, y de hecho cuando te dicen que tienes EM lo primero que piensas es que te vas a quedar al día siguiente en una silla de ruedas, y ese es un estigma que los médicos procuran eliminar de tu cabeza desde el principio, porque puede pasar pero lo más probable es que no, y que puedas llevar una vida más o menos normal.


Los médicos me informaron por encima, así que después tuve que informarme mucho por mi cuenta y con diferentes tipos de profesionales.



¿Cuáles eran los síntomas que más te impedían hacer tu vida diaria?

En mi caso lo que más me ha afectado diariamente es la fatiga y la falta de energía. Aunque ha habido épocas y según el momento, los síntomas que alteran tu vida diaria son unos u otros.


Los dos primeros años los peores síntomas diarios fueron la fatiga, la falta de deseo sexual, zonas corporales con menor sensibilidad, dolores constantes en zonas concretas, y depresión. Aunque todo esto forma parte de la enfermedad también contribuía a esos síntomas la propia medicación, que además tenía sus propios efectos secundarios también.

Con el paso del tiempo y a raíz de ir aprendiendo de esta enfermedad y de cómo funciona mi cuerpo, he ido mejorando muy poco a poco mi calidad de vida. Ahora lo que más me ‘limita’ es la fatiga y algún dolor focalizado.



Antes de dar con Upani, ¿sabías lo que era el aceite de CBD? ¿Habías probado otro?

Sabía lo que era pero no conocía el alcance de todos sus usos y beneficios. Pensaba que se trataba de algo más lúdico. No sabía que sus usos eran tan diversos y terapéuticos. Hace años probé uno pero no de manera constante y prolongada en el tiempo.


Fue hace poco que un especialista me volvió a dar la idea de incluir el aceite de CBD en mi rutina. Él me explicó cuáles eran los beneficios que se pueden obtener del aceite, y que a muchos de sus pacientes en mi misma situación lo usaban y que estaban muy contentos incluyéndolo entre sus cuidados. 



¿Qué te animó a decantarte por Upani y no por otros aceites de CBD?

Me informé muchísimo, busqué y pregunté todo lo necesario para tomar la mejor decisión para mí, y terminé decantándome por Upani porque me lo dio a conocer una persona muy cercana, porque cuando encontré la marca me pareció que era justo lo que buscaba; puro, 100% natural, producido en Europa, con 0% de THC, con MCT para absorberlo mejor, y porque cuando me puse en contacto con vosotros me disteis toda la información que cualquiera hubiera necesitado en una situación así de delicada, de la manera más amable y cercana posible sin ningún tipo de compromiso. Sentí que os preocupabais de verdad por vuestros clientes, y el hecho de que fuerais de Vitoria, y que fuerais una pequeña empresa joven, no me dejó ninguna duda de que erais mi opción.



¿Conoces a gente en tu situación que ya lo tomaba?

No, pero ahora mis amigas en la misma situación comienzan a conocerlo y a interesarse.



¿Cómo te ayuda el aceite de CBD en tu día a día?

Me tomo, según como me levante entre 3 y 5 gotas, al empezar la jornada, y eso me ayuda a eliminar la fatiga y poder trabajar, a reducir muchísimo el estrés y la ansiedad, y a eliminar el dolor de uno de mis tobillos que me provoca cojera. Si ha sido un día muy duro en el trabajo, cuando llego a mi casa a la tarde, y me siento muy cansada y dolorida me tomo otras 3 gotas, y a los pocos minutos ya puedo seguir aprovechando el resto de mi día, cuando antes sí o sí tenía que no hacer nada porque no podía físicamente.


Upani me ha devuelto energía, posibilidades y alegría, porque antes me frustraba mucho que la fatiga y los dolores no me permitieran tener más vida.



¿Estás contenta con Upani como marca?

¡Estoy encantada! Sois profesionales, el producto es fantástico, el trato es maravilloso, y además me identifico mucho con el estilo que transmitís a través de vuestra marca.



Si pudieras dar un consejo a alguien que esté dudando si el aceite de CBD le puede hacer bien, ¿cuál sería?

Le diría que lo probara sin duda, que no le iba a hacer mal alguno, que se informara bien y preguntase todo lo que le genere alguna duda a algún profesional y a la marca para que conociera cuál sería su opción más adecuada, porque seguro iba a notar mejoría. Le diría que es una apuesta segura en salud física y mental.


Le diría que se olvidase de cualquier estigma que pueda rodear a este tipo de productos, porque cuando he hablado de esto con la gente, me he encontrado con que a algunos les impone. Lo relacionan directamente con el consumo de marihuana, y es una lástima, pero en cuanto les explicas un poco, enseguida se abren a conocer los beneficios del CBD.

Dejar un comentario